Pensábamos que con una semana sería más que suficiente para conocer París, y en realidad así fue, sólo que esos días incluyeron un primero de enero y todo estaba cerrado!.

Iniciando con el día uno, el cual estaba destinado a pasear por las calles de París, no aguantamos las ganas de ir en busca de la famosa Torre Eiffel, caminamos y caminamos hasta que dimos con ella, (gracias al GPS y tablet de mi señor esposo).Ahí estaba, la torre Eiffel es sencillamente impresionante, al menos así me lo pareció a mí. Tantas veces vista en postales, en películas, en todos lados!, tan soñado que es conocerla que cuando la tuve enfrente de mí simplemente no lo creía, se veía ahí tan hermosa tan mágica, no sé, es como irreal hasta cierto punto. Después de verla un par de veces más ya me la creí más.

Al siguiente día hicimos fila para subir hasta el último piso de la Torre, era curioso escuchar idiomas de todo el mundo esperando lo mismo, ver París desde arriba. Nos tocó un poco de mal tiempo, siempre nublado con ligeras lluvias, así que desde arriba no se miraba nada, sólo neblina y más neblina. Desde el primer piso si pudimos ver parte de la ciudad. La sensación de ir subiendo por el ascensor es increíble, quizá sólo para aquellas personas que le temen poco o mucho a las alturas.

Como todo, siempre hay algo malo o decepcionante, para mí que la torre Eiffel no sea tan grande como la imaginaba, yo creía que desde cualquier punto de París podía verla, pero no es así, sólo ciertas áreas cercanas a ella gozan de eso.

Otra de los lugares que vimos en París fueron los campos Elíseos, un lugar mágico también, de noche todo iluminado (no sé si sea sólo por la temporada en la que fuimos), termina donde está el Arco del Triunfo, que también es muy bonito y te puedes subir para observar la avenida y la ciudad.

Hablando de museos, fuimos a dos: el famosísimo Louvre y el segundo famoso Orsay. Para entrar al Louvre es toda una odisea, sin duda alguna las filas más largas que he visto y creo que veré en mi vida!, según cuentan hay personas que no pueden entrar ya que el museo cierra normalmente a las 5-6 de la tarde y no es algo conveniente entrar después de las 2 y media de la tarde (al menos así lo creo). Para mi sorpresa en el Louvre se dejan tomar fotos, se prohíbe con flash pero a la mayoría de la gente no le importa. En el museo puedes incluso hasta tocar los cuadros y esculturas (no debes pero podrías), no hay mucha seguridad al respecto, eso sí es el museo más enorme que he visto, nos llevo 5 horas recorrerlo y dudo mucho que hayamos terminado. La estrella de este museo como muchos sospecharán es la Mona Lisa o Gioconda, incluso al entrar al museo hay letreros que te indican donde encontrar el cuadro, es el único cuadro que tiene tremenda seguridad, toda la gente acumulada ahí, sólo por ese cuadro. Honestamente no se puede ni apreciar bien porque no puedes estar realmente cerca de él, en mi opinión hay mejores cuadros en el museo.

En cambio, en el museo de Orsay no dejan tomar fotos bajo ningún concepto, ahí están las obras de Van Gogh, Rembrandt, Édouard Manet, entre otros. Son pinturas más nuevas a comparación que las que se encuentran en el Louvre, es un museo muchísimo más pequeño pero igual de bonito, sin mencionar que la fila para entrar no era ni el 5% (o quizá menos) que la fila para entrar al Louvre.

Sin duda las cosas turísticas en París son hermosas, pero también hay cosas que a mí no me gustaron, como el metro, que verdaderamente es feo y viejo, es una pena porque hay tantos turistas que lo usan y se llevan esa mala impresión, al menos puedo decir que el de Madrid es muchísimo mejor y más barato. París es caro, más caro que Madrid que de por sí (en comparación con México) es muy caro. París no es una ciudad perfecta, hay cosas incómodas como en cualquier ciudad, como lo son los vagabundos pidiendo dinero, basura en las calles, cosas así. La gente en París es agradable, pero eso sí, de inglés nada o muy poco, nosotros estábamos empeñados en hablarle a todo mundo en inglés (ya que de Francés nada!) y olvidábamos que Francia está pegado a España y había más gente hablando algo de español de lo que imaginábamos.

Por ahí (internet) leí que París era una de las 10 ciudades en el mundo que sin duda se tiene que conocer y pues bueno ahora sólo nos quedan 9!

Anuncios

2 comentarios sobre “Una semana en París.

  1. Hola, me voy este fin de año de viaje a parís, y estaré también el 1 de enero, he buscado por todo Internet información de los lugares que puedan estar abiertos este día, pero nada! Me gustaría saber si encontrase todo, TODO cerrado? o había algo en que entretenerse ese día? saludos y bonita entrada!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s