100 años de soledad

El libro cuyo título es “100 años de soledad”, que: sin haberlo leído, y sólo por comentarios y al hecho de que su autor ganara un premio Nobel; siempre me pareció que era una obra maestra, la cual debía ser sería y hasta cierto punto aburrida y cansada de leer. Para mi sorpresa (ni buena ni mala, sólo sorpresa), al leerlo experimenté una serie de sentimientos y fui generando mis opiniones acerca de este famosísimo libro.

Para mí, cien años de soledad, es un libro tan famoso que da miedo leerlo. Una vez que lo empiezas a leer, ves que no es tan serio como creías, al pasar 25 páginas sientes que has leído tal cantidad de eventos sorprendentes que en algunas ocasiones ni un libro completo de 400 páginas posee.  Después de las primeras 25 páginas empecé a pensar que García Márquez estaba loco, en las siguientes 200 lo corroboré. Al principio suceden tantas cosas tan locas, ocurrentes, irreales y hasta cierto punto indigeribles, llega un momento en el libro en que todo parece ir hacia algo más real (unas 10 páginas) y después volvemos a lo surrealista.

Lo bueno de 100 años de soledad es que no te aburres nunca, creo que es un libro lleno de tantas ideas, tantos sucesos, algunos más imaginables que otros, otros totalmente inimaginables, pero lo mejor para mí es eso, nunca te aburres. No cabe duda que si algo le sobraba a García Márquez eran ideas.

Lo malo de 100 años de soledad creo que es que, a pesar de que nunca te aburres, es un libro con demasiadas ideas, y cambias tan rápido de una historia a otra que en ocasiones me perdía. La gran cantidad de personajes que tiene no es mala, lo malo (para mí) es que los nombres sean prácticamente los mismos siempre. Al final tuve que hacer el árbol genealógico del libro para guardar mejor mi sinopsis mental.

García Márquez es un gran autor para muchos, tanto que ganó el mejor (creo yo) premio a la literatura que existe. Debo reconocer que a la mitad del libro 100 años de soledad, decidí no volver a leer nada de García Márquez, pero al terminarlo, creo que leeré al menos uno más de él. Reconozco que dista mucho de ser de mis autores favoritos, pero merece la pena leerse al menos 100 años de soledad.

PD. Esto es sólo la opinión de una persona que le gusta leer, no es crítico de literatura ni escritor, sólo un lector más.