El pasado domingo (21 de octubre) se celebró la XXXII edición de la carrera de la ciencia, la cual es una de las carreras más antiguas de Madrid. Ya tenía tiempo queriendo hacer a una carrera de 10Kms. y por alguna u otra cosa no lo había podido hacer. Con esta carrera, me animé, me inscribí y para ser honesta no hice ningún tipo de entrenamiento para mejorar mi marca personal en los 10Kms., mi mentalidad era más bien del tipo “será como cualquier otro día que salgo a correr al parque”, lo que yo no sabía era que el recorrido de la carrera y el del parque no eran exactamente iguales.

La semana antes de la carrera fue aun peor, no corrí prácticamente ningún día, cosa que no me parecía mal, normalmente cuando dejo de correr un par de días regreso con mucha más fuerza, con más ganas.
Llegó el domingo, había que levantarse tempranísimo, cosa inhabitual en mí. A las 6 y media salimos de casa, tomamos el metro rumbo a la estación “Campo de las Naciones”. A las 8 empezaban a entregar el dorsal y el chip. Llegamos justo a las 8 y ya había gente recogiendo su dorsal, incluso ya había gente corriendo un poco para calentar. La carrera no empezaría sino hasta las 9 de la mañana. Recojo mi dorsal y nos dirigimos hacia la zona de salida, donde estaban un par de chicos colocando la pantalla que mostraría mensajes de salida, etc.
Ocho y media, llegaban y llegaban más personas, ¡eran muchísimas!, aun no estaba instalada la pantalla, estábamos preocupados respecto a eso. Veo cada vez a más personas corriendo para calentar. A mí en lo personal no me gusta correr para calentar, prefiero hacer otros ejercicios. Cuando pensé que ya debería estar nerviosa no pasaba nada, cero nervios.

Cuarto para las 9, me uno a la gente que ya se estaba reuniendo para esperar la hora de salida, ¡éramos tantos!, no alcazaba a ver prácticamente nada hacía adelante de mí, de hecho seguía pensando que no habían terminado de instalar la pantalla, yo estaba segura de que la carrera iniciaría con al menos 15 minutos de retraso. De repente un chico dijo, faltan 5 minutos!, me puse de puntitas y alcancé a ver la pantalla que decía efectivamente eso, que faltaban 5 minutos. Miraba mi reloj que avanzaba y avanzaba y la pantalla de la salida seguía diciendo que faltaban 5 minutos, de los 5 minutos más largos que he sentido en la vida. De repente el mensaje de ¡faltan 2 minutos!, después de 2 minutos regresó el mensaje de ¡faltan 5 minutos! Todos estábamos riendo, casi inmediatamente después de ese letrero, empezó la cuenta regresiva (ahí ya nadie reía), 10..9..8..7..6…5..4..3..2..1…. y todos a mi alrededor seguían en la misma posición, ¡nadie se había movido!, claro, no éramos los que estábamos hasta el inicio para correr a máxima velocidad. Un minuto después del disparo de inicio logré cruzar la zona de salida, le piqué a mi reloj para llevar un control propio del tiempo que haría en la carrera.

Primeros tramos de la carrera, calles de bajada, ósea que iniciamos fácilmente. A mí personalmente no me gustan las bajadas, no suelo tomarlas a altas velocidades, les tengo bastante respetito jeje. Y como es sabido por todo mundo, después de una larga bajada viene una larga subida, y así fue, subidas no tan pronunciadas pero ¡¡eternas!!, nunca había hecho una carrera con subidas y bajadas tan largas, bueno tampoco he hecho tantas carreras, con esta llevo cuatro.

Seguimos corriendo y corriendo, a pesar de que ésta es una distancia habitual en mis  entrenamientos, se me hizo larguísima, pesada. Es increíble todo lo que uno puede experimentar cuando está en una competición como esta. Es imposible no compararse con los demás, al final, todos tenemos el mismo objetivo que es terminar la carrera y hacerlo lo más rápido posible. Fue complicada porque éramos tantos, que era imposible muchas veces acelerar ya que estábamos todos juntitos, después de cierto tiempo ya había más espacio pero aun así era difícil adelantar. De repente ves a gente más grande (de edad) que tú y que tienen mejor rendimiento y es ahí donde el ego hace mucho daño, intentas correr más rápido y no aguantas, por eso yo creo que el correr no es cuestión de edades, sino de ¡entrenamiento puro y duro!.

Llevaba un buen ritmo al inicio, 25 minutos y ya había recorrido 5 kilómetros, ¡fantástico! pensé. Pero después esas enormes subidas hicieron de las suyas, cada minuto se me hacía más largo, más eterno, pero intentaba no bajar el ritmo, al menos no demasiado. Justo empiezo a ver la famosa pantallita que tanto tardaron en colocar para la salida, y pensé “la meta!”, yo sabía, según los planos de la pagina web, que la meta no era la misma que la salida, pero en ese momento lo olvidé o más bien no quise recordarlo. Justo cuando veo la pantalla aceleré a mi máximo, a darlo todo, el último esfuerzo, y justo al llegar a la pantallita decía “ánimo te quedan 200 metros!!”  y ya se podrán imaginar todas las palabrotas que sonaron en mi mente, yo sé que 200 metros es prácticamente nada, pero después de subir a máxima velocidad, esos 200 metros en mi mente se convirtieron en otros 10 Kms. Total, después de esos 200 metros, llegué a la meta, inmediatamente cruzar la meta, detuve mi crono y para mi sorpresa había cumplido mi objetivo de tiempo (55 minutos), cabe aclarar que tampoco tenía unos objetivos muy exigentes, con bajar de 60 minutos me daba por satisfecha, pero bueno con 55 minutos me quedo un poco más contenta. Ahora habrá que batir ese tiempo, espero hacer mis próximos 10 Kms. (en competición) antes de que acabe el año.

Cuando llegué a la mete ahí estaba mi esposo esperándome, me dijo que era su ¡campeona! y eso valió mucho más que si hubiera hecho los 10 Kms. en 30 minutos (tiempo del que llegó en primer lugar, ¡una barbaridad¡).

Casi había olvidado lo emocionante y gratificante que es participar en una carrera popular. Trataré de recordarlo lo más constantemente que el doctorado me lo permita.

“The higher you set your goals, the higher your achievement”.
A por más carreras y mayores distancias.

Anuncios

Un comentario sobre “XXXII carrera de la ciencia Madrid

  1. Que narración tan agradable, senti que estaba ahí, hasta me dan ganas de ir a correr justo ahora, pero me asomo por la ventana y me da calor desde acá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s