Medio maratón en Madrid 2013

IMG_8456 - copia

Hace casi tres meses decidí hacer por primera vez el medio maratón, estaba nerviosa, nunca había competido en ninguna carrera superior a 10K. Me apunté al Medio Maratón de Madrid e inicié un plan de entrenamiento de 8 semanas.

Inicié con nervios pues mi decisión fue quizá precipitada y sin pensarlo mucho, tenía claro que quería hacer un 21K, pero en el fondo los nervios me mataban. Cada día de entrenamiento fue duro, unos más que otros, cada que terminaba mi entrenamiento de distancia (con distancias largas de 15K, 16K, 19K) me sentía con los ánimos reforzados, curiosamente incluso más que mis piernas.

Por fin llegó el domingo 7 de abril de 2013, intenté seguir un plan de alimentación adecuado al medio maratón, lo cual consistió en pasta la tarde anterior, arroz la noche anterior y plátano con avena y leche dos horas antes de la carrera.

Los nervios seguían ahí, tenía en mente que sólo quería terminarla, en el fondo me ilusionaba hacer menos de 2 horas, pero con dos horas me sentiría satisfecha. Creo que nunca había estado tan nerviosa antes de una carrera, me mentalizaba pensando en sólo acabarla, que no intentara darlo todo en los primeros 10K porque no podría mantener un buen ritmo.

Arranca la carrera, todo mundo emocionado como siempre en las carreras a las que he asistido, yo llevaba mi gel de carbohidratos de fácil absorción (de fruta) para tomarlo en el KM 13 aproximadamente, llevaba también mis audífonos cosa que normalmente no hago, esta era la primera vez que decidía dejar de escuchar las porras de la gente en ciertos tramos y escuchar música en todo momento. No me gusta hacerlo, pero quería estar totalmente concentrada y la música me ayudaría a ello; sin embargo, cuando veía a mucha gente echando porras detenía la música para poderlos disfrutar.

Empecé tranquila, los primeros 10KM se fueron mucho más rápido de lo que pensé, me sentía fuerte, con muchas energías, y así seguí hasta el KM 17 donde el cansancio ya estaba llegando, al final no decidí tomarme el gel porque me sentía muy bien (quizá fue un error no habérmelo tomado). En el KM 18 me sentí muy cansada, que no tenía fuerzas, justo coincidió con la última cuesta, la temible cuesta del Retiro (Parque el Retiro de Madrid). No pensé que me sentiría así, reduje la velocidad y me tranquilicé, justo iniciando el KM 19 recuperé mis energías (no sé de dónde) y tuve la fuerza suficiente para terminar la carrera completa y contenta, mi GPS marcaba 2 horas con 0 minutos y 19 segundos, lo había conseguido, mi primer 21K en dos horas, estaba contenta pero sentía que lo podría haber hecho mejor.

Justo unos días después de inscribirme al medio maratón de Madrid, vi un anuncio en una revista sobre el maratón ROCK ‘n’ ROLL de Madrid, donde este año precisamente iniciaban una prueba de medio maratón, pensé en apuntarme pero, tener dos 21K en menos de un mes sonaba un poco duro, al final decidí esperar a terminar el primero y conforme a como me sintiera me apuntaría o no al ROCK ‘n’ ROLL de Madrid.

Al tercer día de terminar mi primer 21K, inicié entrenamiento, corrí 8 KM y me sentí tan bien que decidí inscribirme al ROCK ‘n’ ROLL de Madrid en medio maratón, y comenzaron los nervios de nuevo.IMG_1022

Llegó el momento, domingo 28 de abril de 2013,  mi segundo 21K, con menos nervios que la vez pasada y con más ambiciones. Mi objetivo era hacer 1:56, estaba ya en mi cajón de salida y el GPS no respondía (era un día muy nublado), intenté, intenté e intenté y el GPS no quiso, al final inició la carrera y el GPS no quiso funcionar!!, pues me fui a la aventura, no podría moderar mi ritmo ni saber cuándo acelerar y cuando frenar, entonces lo fui haciendo conforme mis piernas y mi corazón me avisaban.

Sin duda el ROCK ‘n’ ROLL de Madrid (medio maratón) fue una carrera muy emotiva para mí, había mucho sentimiento en mi corazón sobre todo por lo pasado en el maratón de Boston, todos los corredores haciendo algún tipo de señal en el apoyo a las víctimas, fue muy emotivo. La gente fue fantástica, en cada carrera me doy cuenta de que los corredores son personas amables y respetuosas.

Llegué a la meta llena de incertidumbre porque el reloj de llegaba decía justo 2:00:50, pero yo sabía que había salido mucho después del inicio del cronometro oficial (pero no sabía exactamente cuánto después), por lo que sabía que había hecho menos de dos horas pero no sabía exactamente cuánto, me moría por saberlo, llegué a casa y busqué los resultados y no habían sido publicados aún.

Al final de la tarde los publicaron, mi sorpresa fue tan grata cuando vi: 1:53:39, mucho menos del tiempo esperado, me sentí genial, tanto así que ya quería correr otro 21K al día siguiente!!!.

Estoy muy contenta respecto a todo lo que he experimentado con estos dos medios maratones, sin duda quiero llegar al maratón que es mi objetivo. Espero poderlo hacer el próximo año, sino es que me gana la pasión e intento hacerlo a finales de este año, ya se verá y ya les contaré.

La satisfacción de escuchar a la gente animándote, gritándonos “sois unos campeones” me da una energía ilimitada a la hora de la carrera, lo que siento es indescriptible cuando veo las manos de los chiquitines puestas para que la “choques” con ellos.

¡Maratón estás en la mira!.

Anuncios