Y sigue la burra dando …

Y sí, creo que soy más irracional de lo que pensé. Hace unos meses postié sobre que no se puede todo en la vida, de que no podía hacer crossfit y maratones al mismo tiempo, y que no soy superpoderosa o con poderes especiales, pero parece que no me puede entrar eso en la cabeza, ¡Me caigo mal!

Desde enero de este año me decidí por el Crossfit, he avanzado significativamente desde entonces, ya estuve en una competencia, y no me fue tan mal (perdón por no escribir sobre eso), y justo hace un par de semanas empecé mi entrenamiento (ligero) para el maratón de Monterrey en diciembre. Pues nada, llevo dos semanas y estoy muy cansada, y ¿Por qué? porque no he dejado de hacer Crossfit al mismo nivel de los últimos meses; es decir, todos los días. Mi cuerpo está cansado, ya me lo dijo la entrenadora, pero no sé por qué no me entra en la cabeza!. Le dije hoy a mi mamá que estaba yo muy loca, y me dice “No hija no estas loca, es que eres demasiado aferrada”, para mi es lo mismo, que no sea capaz de ver las cosas como son, que no sea capaz de bajarle, no sé, estoy un tanto decepcionada de mi aferradez (seguro esa palabra no existe).

Pues solo quería dejar esta frustración por estos rumbos, que a veces se me olvida que hay un par de humanos que leen las cosas que escribo aquí, disculpenme ustedes por ser tan reiterativa y escribir sobre cosas que no son muy inspiracionales, pero eso es lo que hay, al menos hoy.

Y para despedirme les dejo al menos una buena frase, “La cosa más importante que debes hacer si estás dentro de un hoyo es dejar de cavar”. Supongo que debo dejar de cavar, sea lo que signifique eso en mi caso!

Saludos a mis dos lectores.

 

Anuncios

¡Todo es lo mismo!

El título de este post me ha costado mucho definirlo, porque no quiero que suene ni un poquito negativo, porque es todo lo contrario.

La historia inicia a finales de 2009, cuando inicié una vida mucho más deportiva, ya que era bastante sedentaria porque tenía esa típica idea de que lo intelectual y lo deportivo no se podían “mezclar”. En 2010 inicié mi travesía por el mundo del running, el cual se volvió de un pasatiempo a algo que realmente me apasionaba, leía información relacionada, me daba cuenta de cómo el running ayudaba a mucha gente a salir de depresiones, de enfemedades, a tener mejor salud, un sin fin de beneficios. La comunidad de running maravillosa, todo positivo, un mundo que me hacía pensar que era la mejor decisión, correr me daba y seguiría dando vida, energía, salud, bienestar, felicidad. Y sí, así fue.

Luego, varios años después descubrí el Crossfit. Y lo mismito, inició como un apoyo al running y poco a poco me fue atrapando y se volvió en otra pasión deportiva personal. Leí, me instruí un poco más en el tema, vi cómo el Crossfit ayudaba a muchas personas a salir de las adicciones, de las enfermedades, a superar cualquier obstaculo, otro sin fin de beneficios.

Y por eso el título de este post, ¡Todo es lo mismo!, a pesar de que son deportes muy diferentes, ambos tienen ese espiritu de superación, y eso me hizo pensar en que la probabilidad de que eso se repita en la mayoría, sino es que en todos los deportes, es altísima. Y bueno, es normal, actividades sanas, donde mejoras en diversos aspectos de tu vida tienen que tener la misma base, mismos beneficios físicos y mentales. A mi me gustan ambos, running y Crossfit, no estoy ya segura si en la misma magnitud, pero lo importante es superarte a ti mismo día tras día, sea cual sea la actividad, probarte que estas hecho para ser mejor cada día que si hoy no puedes correr más de 2 kilómetros, si te lo propones podrás correr un maratón!, y si hoy no puedes hacer un pull-up, si te lo propones podrás hasta un muscleup, lo importante es la superación constante de uno mismo.

Así que id a ¡Superarse a si mismo!