La dualidad de un maratón

Hace ya varios años que empecé a correr, hace ya menos años que decidí correr un maratón. En mis piernas hay ya cuatro maratones, cada uno diferente en todos los aspectos, pero el que se distingue más es el cuarto, ahora explico por qué.

Después de un año de dejar de correr, cosa totalmente inesperada para mi pero que la vida me sugirió intentarlo y acepté,  decidí regresar y hacer mi cuarto maratón. Una amiga me sugirió el maratón de Los Ángeles y acepté, así conocería la ciudad y sería mi primer viaje a EUA. Yo sabía que la preparación del maratón era deficiente pero quería intentarlo, ha sido el entrenamiento con menor número de kilómetros realizados, pero con más trabajo muscular, así que aunque la cosa no me pintaba muy bien, tenía por ahí una leve ilusión de que quizá todo saldría muy bien.

Llegó la fecha, viajé a LA y la aventura empezó. Todo fue diferente en este maratón, cosas tan bobas como que la noche anterior nunca duermo, y en este dormí tranquilamente y sin estrés.  Entonces ahí estaba yo, el domingo 17 de marzo a las 7 AM, esperando a que dieran el disparo de salida. Pensé, Daniela tu te vas tranquila, aquí no hay tiempos, concéntrate en terminar y ya eso será ganancia. Y así lo hice, me fui tranquila y pasaban los kilómetros y yo me sentía estupendamente, pensé, ¿será que el Crossfit mata a correr muchos muchos kilómetros de entrenamiento?, la respuesta se vería más adelante.

Kilómetro 10, todo pintaba hermoso, me comí mi gel correspondiente a ese kilómetro, kilómetro 20, la cosa iba muy bien, no estaba cansada, estaba demasiado bien, pensé quizá el irse tan tranquilo sea el mejor plan y por eso me siento tan bien.

Kilómetro 25, ya falta poco, pero me empezaba a molestar la cadera y una rodilla, me paré a que me echaran spray contra dolor, y seguí corriendo. KM 26, esto está doliendo cada vez más, y si camino un poco para que se calme el dolor?. Después de caminar un poco, quise regresar a correr, simple y sencillamente no pude me dolía demasiado tanto así que caminar rápido también me provocaba dolor. No lo podía creer, pensé que podría pasar cualquier cosa, que quizá no aguantaría correr tanto, que me desvanecería en la energía, etc., pero nunca pensé que sería un dolor muscular la tragedia.

Y a partir del KM 27 aproximadamente, no pude correr, lo intenté pero me dolía demasiado. Entonces primero pensaba, bueno, pues a disfrutar la vista, no voy a poder correr entonces a caminar rápido, 5 minutos después intentaba correr, me dolía, me detenía y hacía corajes, lloré, reflexioné, y volvía al principio, y así hasta que llegué a la meta después de alrededor de 13 kms caminando y repitiendo estas emociones tan duales.

Al final este maratón fue el peor en tiempo, pero el mejor en reflexiones y aprendizaje. Uno no puede tener de todo no?, me queda claro que sí quiero seguir corriendo maratones lo debo hacer en serio y no a medias. En la semana siguiente al maratón fui al fisioterapeuta para que me dijera que había pasado en mi cadera y rodilla, y me dijeron que todo estaba perfecto, solo cansancio muscular, entonces por ese lado no hay de que preocuparse.

Pues eso, hay que prepararse mejor y sobretodo aceptar lo que se tiene en el presente, si en ese momento yo no podía correr debía aceptarlo y caminar rápido era mi segunda opción y esa es la que hice, y hay que aceptar que a veces uno no puede hacer lo que quisiera, entonces hay que hacer lo que sí se pueda y seguir trabajando por conseguir lo que queremos. Tarde o temprano, llegará lo mejor.

Las sombras solo constituyen la antesala de la luz.

La crueldad del Internet

Hay que ser honestos, todos alguna vez en la vida hemos hecho bromas pesadas, dicho comentarios estúpidos, comentarios que quizá a veces por nuestro humor, o porque estamos enojados, ofendemos a terceros. Cuando eres popular o una persona “pública” este tipo de comentarios se magnifican enormemente, haciendo incluso que tengas que renunciar a tu puesto de trabajo o te ves obligado a dar disculpas públicas. Sin embargo, la gente mortal no perdona tan fácilmente, porque somos tan perfectos que no podemos perdonar este tipo de “deslices” a las figuras públicas (sarcasmo).

El caso que me ha hecho escribir este post, es lo que recientemente declaró el Checo Pérez, piloto mexicano de formula 1, sobre el regreso de una mujer (después de 22 años) a la parrilla, en la noticia escrita dice lo siguiente: “No esperemos grandes cosas de ella… imagínate donde te gane una mujer ahí sí ya es el colmo, mejor que se vaya a la cocina”, y sí dijo todo eso, pero no en ese orden, él dijo que era muy difícil juzgar a un piloto por sólo una práctica (por eso el no esperemos grandes cosas de ella). Luego cuando le preguntaron de que si le gustaría tener una compañera mujer, fue ahí donde su desafortunada broma lo ha hecho ser blanco de duras críticas y comentarios. Él dijo “No, no, imagínate donde te gane una mujer, ahí si ya es el colmo, mejor que se vaya a la cocina”. Y esto es lo que tanta controversia ha causado, y esto sólo es uno de los ejemplos que se ven muy a seguido, cuando personas célebres y algunas no tanto, hacen comentarios que pueden ser tomados muy negativamente, los famosos dicen de todo, desde comentarios irrisorios (que no deberían tomarse tan en serio) y otros ya más fuertes, pero lo que me llama mucho la atención es la rigidez de los lectores/usuarios de Internet, ya que literalmente no se tientan el corazón para emitir un duro juicio contra las palabras de las figuras públicas. Yo sólo recuerdo que “con la vara que midas serás medido” y trato de comprender un poco más los errores de otras personas, hay cosas que las dices o haces sin pensar (cosa que está muy mal), pero que eso lo hacemos todos, sólo que no está una lente o micrófono a nuestro lado.
Aun así, creo que a las figuras públicas les falta asimilar más el hecho de que todo lo que digan podrá ser usado en su contra, y parece que de verdad no terminan por entenderlo porque hay cada cosa que dicen que hasta creo que lo hacen a propósito, yo digo “si la niña es risueña, ¿para qué le hacen cosquillas?”. Si ya saben cómo es el mundillo de internet, medios de comunicación, etc. por qué no tener cuidado.

En fin, cada loco con su tema.
Buen fin de semana.

Tribulaciones de una lesión (parte 2)

Esta es la segunda y última parte de la narración de mi lesión de rodilla. Al día siguiente de publicar la parte 1 de esta historia, fui a hacerme la resonancia magnética de la rodilla y todo fue bien y casi cuatro semanas después….

Cita 2 con traumatólogo 2

Antes de entrar con el médico fui a recoger mi resonancia, no aguanté las ganas y miré los resultados… los cuales descartaban cualquier tipo de lesión, no me asombré porque era lo que me esperaba.

Buenas tardes Dr., aquí le traigo mi resonancia, el Dr. las mira y… (pasa el tiempo muy lentamente).

Dr.: todo está muy bien, ninguna lesión, tu dolor fue ocasionado por una sobrecarga en tus piernas, así que sigue igual y si te vuelve a dar alguna molestia trata de bajarle el ritmo a tus entrenamientos.

Yo: muy bien Dr., no cree que deba ver lo de unas plantillas por mi tipo de pisada?

Dr.: No, como es la primera vez que te molesta la rodilla no creo que merezca la pena someterte a lo que implica usar plantillas, tu cuerpo se tiene que adaptar a ese cambio y no creo que merezca la pena.

Yo: está bien. Dr. si me vuelve a doler puedo volver a venir?

Dr.: cuantas veces quieras.

Y así se acabó esto.

Conclusiones

Al final de cuentas unos médicos dicen una cosa y otros… otra, en internet un grupo de gente te aconseja una cosa y otro grupo de personas te aconseja justo lo contrario, por ejemplo, las sentadillas, he encontrado varias fuentes (y médicos) que las aconsejan para combatir la rodilla del corredor y otros que las prohíben tajantemente. Al final, suena trillado pero el saber escuchar a tu cuerpo es sumamente importante, probar con qué te va mejor y con qué no, es fundamental. Claro que es importante leer, escuchar las opiniones de expertos, de gente que tiene más experiencia que tu, pero al final de cuentas es tu cuerpo y tienes que ser totalmente honesto para saber qué le hace bien y que le hace mal, y así, ayudarlo.

Ah, también es muy importante escuchar al coach, en mi caso, el mejor del mundo y quién se preocupa por mi bienestar incluso más de lo que yo me puedo preocupar.

Coach, ¡Gracias! ¡Te amo!

Tribulaciones de una lesión

Después de casi un mes y medio de padecer un dolor agudo en la rodilla izquierda, debo aceptar que tengo la lesión típica del corredor, conocida como “rodilla de corredor”.

Todo inició hace aproximadamente 6 semanas, empecé a sentir un dolor en la rodilla izquierda después de llevar entre 18-20 minutos de carrera empezaba el dolor que era como una especie de punzada o pinchazo que debido al intenso dolor no podía seguir corriendo. Nunca había tenido una lesión que me imposibilitara correr, ¡eso me da tanta impotencia!, en fin, decidí ir al fisioterapeuta y a continuación les relato mi tribulación.

Primero visita el fisio

El fisio me dijo que era sobrecarga de trabajo y que tenía una lesión en el tendón rotuliano, me dijo que  tenía que descansar de correr, que potenciara mis músculos sobretodo cuádriceps, me recomendó varios ejercicios y me dijo que me tomara una semana de descanso de correr. Total, pensé que una semana no era mucho, que no pasaba nada. Me atendió un lunes y me dijo que podría correr el domingo sólo un poco, para mí un poco eran 7 kms, primer error. Como era de esperarse el dolor apareció en el minuto 18, aunque tenía una esperanza sobre la superficie en la que corría (en este caso tierra). La fisio me dijo que correr en la cinta (un 90% del entrenamiento lo hago en ella) me lastimaba la rodilla, me dijo que la dejara un tiempo, y me dijo que corriera sobre tierra de preferencia y así lo hice, pero dio igual, como comenté a los 18 minutos regresó el pinchazo dolorosísimo.

Segunda visita al fisiolesion

Hola fisio, me sigue doliendo, ¿Qué hacemos? Descansar más y hacer más ejercicios de fuerza para los cuádriceps. Vale. La volví a ver un lunes y me dijo que intentara correr el jueves 10 minutos y caminara 5 y si no me dolía corriera otros 10 minutos. Siguió doliendo y mi impaciencia empezaba a notarse.

Tercera visita al fisio

Fisio, hoy corrí 15 minutos seguidos y no me dolió, ¡qué bien! La terapia de ese día no dolió y eso, eso señores me alegraba el corazón enormemente. Justo esa semana me fui de vacaciones y no corrí en toda la semana. Todo parecía más optimista, mucho mejor, ¡más bonito!

Hace tres semanas

Salí un martes a hacer 10 min corriendo 3 caminando (2 repeticiones), dolía poco pero nada del pinchazo, eso era también alentador. Miércoles, salí a correr, no dolió demasiado al correr, pero al llegar a casa y tener que bajar escaleras, ¡PINCHAZO! De nuevo, un dolor fuerte y ahí, mi ánimo se derrumbó por completo.

¡Fisio, me dolió muchísimo! ¿Qué hago?, descansa más, mañana no corras y si no te duele puedes hacer elíptica.  Y así fue, al día siguiente el dolor había desaparecido e hice elíptica, pero yo ya no estaba contenta con la situación así que hice cita con el traumatólogo.

Cita con traumatólogo

Fui con el traumatólogo, mi primera impresión al verlo no fue buena porque no tenía pinta de ser deportista y sentí que no me entendería. El traumatólogo me dijo que tenía una Condromalacia (rodilla del corredor) y me mandó a  hacer radiografías, pero me prohibió correr y ni elíptica, ni bici, sólo nadar, pero ¡NO SE NADAR!, en fin, salí con lagrimas en los ojos de la consulta (literalmente, a veces creo que estoy loca!), no sé cómo explicar lo que sentí. Al día siguiente fui a hacerme las radiografías.

Segunda cita con traumatólogo

Hola traumatólogo, aquí están las radiografías, ¿Cómo las ve? Traumatólogo: justo lo que pensé, aquí se ve (el traumatólogo señalaba cosas en las radiografías que difícilmente veía). Bueno como pensé (dijo el trauma), tienes que descansar de correr, de preferencia no corras nunca, (¿QUÉ?, perdón, ¿QUÉ?), ahí…. me perdió.

Por eso, decidimos buscar otro traumatólogo, alguien con especialidad del deporte o algo así. Pues bien, lo encontramos, hice cita.

Cita con traumatólogo 2

Hola Dr. Pues le cuento, me duele la rodilla… blablaba, aquí están unas radiografías. Traumatólogo: voy a verte la rodilla, cero dolor, no síntomas. Ahora veré tus radiografías, aquí no se ve claro nada, necesito hacerte una resonancia magnética.

Yo: vale, pero, ¿puedo hacer elíptica?

Dr.: Sí, sino duele puedes hacerla.

Y en eso estoy, mañana iré a hacerme la resonancia, no he vuelto a correr desde hace semana y media así que no estoy segura de si me sigue doliendo al correr o no, quizá salga al parque a probar hoy, ya que si me duele quiero que se vea en la resonancia.

Continuará….

Medio maratón en Madrid 2013

IMG_8456 - copia

Hace casi tres meses decidí hacer por primera vez el medio maratón, estaba nerviosa, nunca había competido en ninguna carrera superior a 10K. Me apunté al Medio Maratón de Madrid e inicié un plan de entrenamiento de 8 semanas.

Inicié con nervios pues mi decisión fue quizá precipitada y sin pensarlo mucho, tenía claro que quería hacer un 21K, pero en el fondo los nervios me mataban. Cada día de entrenamiento fue duro, unos más que otros, cada que terminaba mi entrenamiento de distancia (con distancias largas de 15K, 16K, 19K) me sentía con los ánimos reforzados, curiosamente incluso más que mis piernas.

Por fin llegó el domingo 7 de abril de 2013, intenté seguir un plan de alimentación adecuado al medio maratón, lo cual consistió en pasta la tarde anterior, arroz la noche anterior y plátano con avena y leche dos horas antes de la carrera.

Los nervios seguían ahí, tenía en mente que sólo quería terminarla, en el fondo me ilusionaba hacer menos de 2 horas, pero con dos horas me sentiría satisfecha. Creo que nunca había estado tan nerviosa antes de una carrera, me mentalizaba pensando en sólo acabarla, que no intentara darlo todo en los primeros 10K porque no podría mantener un buen ritmo.

Arranca la carrera, todo mundo emocionado como siempre en las carreras a las que he asistido, yo llevaba mi gel de carbohidratos de fácil absorción (de fruta) para tomarlo en el KM 13 aproximadamente, llevaba también mis audífonos cosa que normalmente no hago, esta era la primera vez que decidía dejar de escuchar las porras de la gente en ciertos tramos y escuchar música en todo momento. No me gusta hacerlo, pero quería estar totalmente concentrada y la música me ayudaría a ello; sin embargo, cuando veía a mucha gente echando porras detenía la música para poderlos disfrutar.

Empecé tranquila, los primeros 10KM se fueron mucho más rápido de lo que pensé, me sentía fuerte, con muchas energías, y así seguí hasta el KM 17 donde el cansancio ya estaba llegando, al final no decidí tomarme el gel porque me sentía muy bien (quizá fue un error no habérmelo tomado). En el KM 18 me sentí muy cansada, que no tenía fuerzas, justo coincidió con la última cuesta, la temible cuesta del Retiro (Parque el Retiro de Madrid). No pensé que me sentiría así, reduje la velocidad y me tranquilicé, justo iniciando el KM 19 recuperé mis energías (no sé de dónde) y tuve la fuerza suficiente para terminar la carrera completa y contenta, mi GPS marcaba 2 horas con 0 minutos y 19 segundos, lo había conseguido, mi primer 21K en dos horas, estaba contenta pero sentía que lo podría haber hecho mejor.

Justo unos días después de inscribirme al medio maratón de Madrid, vi un anuncio en una revista sobre el maratón ROCK ‘n’ ROLL de Madrid, donde este año precisamente iniciaban una prueba de medio maratón, pensé en apuntarme pero, tener dos 21K en menos de un mes sonaba un poco duro, al final decidí esperar a terminar el primero y conforme a como me sintiera me apuntaría o no al ROCK ‘n’ ROLL de Madrid.

Al tercer día de terminar mi primer 21K, inicié entrenamiento, corrí 8 KM y me sentí tan bien que decidí inscribirme al ROCK ‘n’ ROLL de Madrid en medio maratón, y comenzaron los nervios de nuevo.IMG_1022

Llegó el momento, domingo 28 de abril de 2013,  mi segundo 21K, con menos nervios que la vez pasada y con más ambiciones. Mi objetivo era hacer 1:56, estaba ya en mi cajón de salida y el GPS no respondía (era un día muy nublado), intenté, intenté e intenté y el GPS no quiso, al final inició la carrera y el GPS no quiso funcionar!!, pues me fui a la aventura, no podría moderar mi ritmo ni saber cuándo acelerar y cuando frenar, entonces lo fui haciendo conforme mis piernas y mi corazón me avisaban.

Sin duda el ROCK ‘n’ ROLL de Madrid (medio maratón) fue una carrera muy emotiva para mí, había mucho sentimiento en mi corazón sobre todo por lo pasado en el maratón de Boston, todos los corredores haciendo algún tipo de señal en el apoyo a las víctimas, fue muy emotivo. La gente fue fantástica, en cada carrera me doy cuenta de que los corredores son personas amables y respetuosas.

Llegué a la meta llena de incertidumbre porque el reloj de llegaba decía justo 2:00:50, pero yo sabía que había salido mucho después del inicio del cronometro oficial (pero no sabía exactamente cuánto después), por lo que sabía que había hecho menos de dos horas pero no sabía exactamente cuánto, me moría por saberlo, llegué a casa y busqué los resultados y no habían sido publicados aún.

Al final de la tarde los publicaron, mi sorpresa fue tan grata cuando vi: 1:53:39, mucho menos del tiempo esperado, me sentí genial, tanto así que ya quería correr otro 21K al día siguiente!!!.

Estoy muy contenta respecto a todo lo que he experimentado con estos dos medios maratones, sin duda quiero llegar al maratón que es mi objetivo. Espero poderlo hacer el próximo año, sino es que me gana la pasión e intento hacerlo a finales de este año, ya se verá y ya les contaré.

La satisfacción de escuchar a la gente animándote, gritándonos “sois unos campeones” me da una energía ilimitada a la hora de la carrera, lo que siento es indescriptible cuando veo las manos de los chiquitines puestas para que la “choques” con ellos.

¡Maratón estás en la mira!.

San Silvestre Vallecana Madrid 2012

IMG_8128IMG_8203

Día 31 de diciembre: me levanto y desayuno el súper cereal que nos regalaron con la inscripción de la carrera. Hora de comer,  trato de comer temprano y ligero. A las 3 PM, cuando la mayoría de personas se están preparando para recibir el año nuevo, cocinando, pre-reuniéndose con amigos y familia, partimos rumbo al Santiago Bernabéu donde estarían colocadas las salidas de la carrera más importante de España, la San Silvestre Vallecana de Madrid, una carrera de 10 kms que tiene dos secciones: la internacional, que para inscribirte debes de tener una marca inferior a los 45 minutos y quizá otros requisitos que desconozco. Y la popular donde participamos los simples mortales, como yo.

Mis impresiones son positivas, al menos la mayoría. Es una carrera organizada pese a que he leído muchos comentarios negativos al respecto, también debe influir que es la primera vez que participo en esta carrera. Me gustó lo profesional que me hizo sentir la organización, nos agrupaban según la mejor marca alcanzada en alguna carrera de 10KMs (con comprobante impreso y todo :|), esto me parece excelente porque así no te limitan los corredores que van a un ritmo más lento.

El único pero que veo en esta edición de la San Silvestre es el precio, que bueno me parece algo caro en comparación a otras carreras en las que he participado, vale que nos dieron una camiseta Nike dri-fit, pero al menos a mí me hizo falta mi diploma o reconocimiento por la marca alcanzada. Fuera de eso, me gustó mucho el ambiente, muchísimas personas en las calles echándonos porras, niñitos poniendo la mano para que los “héroes” corredores la chocaran con ellos, a las cuales siempre que tuve la oportunidad les regresaba el gesto. Yo me hice toda una película en mi cabeza, mis sentimientos fueron cambiando desde sentir que estaba en una película donde yo era la protagonista (obviamente :P), hasta sentirme parte de un vídeo musical, porque en dos ocasiones además de la meta y salida, nos esperaban conjuntos musicales para animarnos. Que puedo decir, me sentí más que animada, incluso en el momento de la cuesta más larga del recorrido, que eso ya es decir… y ¡mucho!

En fin, espero poder tener la oportunidad de volver a correr esta carrera tan emotiva. Espero también que el próximo post que les comparta no sea de otra carrera, que se van a pensar que soy toda una deportista y eso no es tan cierto.

Por último, FELIZ AÑO NUEVO 2013!

ACTUALIZACION 3 ENERO: Acabo de recibir un correo con el diploma de la carrera, un diploma bastante chafa para mi gusto, pero lo que realmente me hizo enojar fue que a los usuarios de Nike+ les darán una medalla y a los demás no :'(. Ni modo.

Carrera de papá Noel

P1010022

Hace unas semanas recibí, vía correo electrónico, información sobre la primera carrera de papá Noel a celebrarse en España. El asunto era sencillo, 5 KM corriendo vestido de papá Noel, la inscripción incluía el traje completo. Estaba dudosa de inscribirme, total que le pregunto a mi esposo (Oscar) que si qué le parece si me inscribo, a lo que me contesta que sí, pero que también lo inscribiera a él. Esto me pareció de lo más raro, dado que el no corre digamos… ¡NUNCA!. Pero bueno, teníamos poco más de un mes para entrenar. Tres semanas después, ese mes ya era una semana.

Domingo 23 de diciembre, 7:30 de la mañana: suena la alarma que indica que es hora de iniciar el recorrido desde el sur de la comunidad de Madrid hasta el norte (desde Móstoles hasta San Sebastián de los Reyes). Despertamos, nos cambiamos, pero decidimos no ir con el traje de Papá Noel desde casa, ya que a mi en lo personal me daba un poco de vergüenza, además que el traje que nos dieron no se veía de excelente cálidad, vamos que era un traje de una sola puesta. Entonces decidimos llevarlo en la mochila y llegando a la carrera ponérnoslo.
Vamos rumbo al metro, nos esperaba un recorrido aproximadamente de 1 hora con 45 minutos. Tomamos la línea del metro que al parecer es la única que llega hasta la estación de la carrera. Para nuestras sorpresa no encontramos papás Noeles en el metro, nos pareció muy raro pero bueno, quizá iban de incógnitos como nosotros.

Durante el trayecto surgieron imprevistos, las puertas del tren del metro donde ibamos no se querían abrir en una estación, el conductor nos avisaba por altavoces que el tren tenía un problema con las puertas que esperaramos. Lo curioso es que esto pasó justo en la estación donde los primeros papás Noeles se veían venir. Pasaron unos 15 minutos hasta que se solucionó el problema, pero un par de estaciones más adelante nos sacaron del tren por probemas técnicos, y el próximo tren en llegar tardó lo que para mi fue una eternidad. Empezaba a sentirme precupada por la hora, cuando en teoría habíamos planeado llegar 30 minutos antes. Seguimos el recorrido, pero Oscar ya me empezaba a decir que quizá debíamos vestirnos de papá Noel de una vez, dado la hora, a lo que contesté que no (seguía dándome vergüenza). Cerca de nosotros estaba un grupo de unas 6 personas ya disfrazadas con barba y todo, evidentemente a ellos no les daba pena.

Unos minutos después, a unos metros de distancia una chica empezaba a salir del anonimato transormandose en papá Noel, en ese momento escuché decir a uno de los chicos de los que ya estaban vestidos desde casa, que no era posible que se empezaran a vestir a última hora, que eso se hacía desde casa, etc. Me le quedé viendo con una sonrisa entre de pena y odio, me miró y vio que justo estábamos abriendo la mochila con los trajes y dice “Ah ustedes también!! muy mal” a lo que no pudimos reaccionar más que con una sonrisa. Pero de repente, pasó algo incluso me atrevería a decir que mágico. Lo que inició con una chica cambiándose, nosotros siguiendo su ejemplo, y más y más y más…. más de medio tren empezaban a sacar su disfraz y a ponérselo, fue muy curioso, hermoso, chistoso, divertido y lleno de complicidad. Todos nos identificamos, nos unimos y lo que inició una chica se convirtió en un evento en el que hasta fotos nos sacó otra chica que no tengo ni idea dónde serán publicadas, pero fue muy emocionante.

Llegamos a la estación indicada, nos bajamos y nuestra sorpresa fue mayor cuando vimos aun muchísimos más papás Noeles de los que había en nuestro tren. LLegamos justitos a la meta para salir. Iniciamos la carrera, muchas risas imitando a papá Noel, muchas incluso hasta malévolas (cosa rara pero traten de imaginarlas). Iniciamos todos con muchos ánimos, obviamente conforme pasa el tiempo esos ánimos, digamos no decaen, sólo que están enfocados a intentar respirar!. Por el camino, montones de pedazos de trajes de papá Noel, cintos, pantalones, incluso hubo gente que tuvo que correr con su traje en mano por el calor que les dió. A mi me dio bastante calor, pero me aguanté y no me quité el traje, que en teoría era la base fundamental y el espiritu de esta carrera.

Finalmente, debo decir que fue un verdadero placer correr al lado de mi papá Noel preferido, mi esposo. Definitivamente fue una experiencia divertidísima, ver la cara de niños viendo correr a tantos papás Noeles, sin precio.

Feliz navidad, JO JO JO!