No todo es blanco o negro.

Esto, es algo que me ha costado muchísimo trabajo entender, de hecho creo que sigo sin entenderlo y aceptarlo del todo. Soy una persona que cree en las reglas, considero que las reglas nos vuelven una sociedad funcional, desde cosas tan básicas como tirar la basura en el cesto, hasta las cosas más serias como podría ser pagar impuestos; es decir, cumplir o no cumplir, hacerlo bien o hacerlo mal, etc.  Este es un tema que reflexiono con algo de frecuencia, pero a lo largo de mis años de vida es algo que he aprendido a reconocer y aceptar muy poquito a poquito.

Y hoy, esa idea viene a mi gracias a un suceso reciente. Seguramente muchos (de mis lectores imaginarios) sabrán que hace unos días el Papa Francisco le dió dos manotazos a una mujer que lo estaba jalando, supongo que con el afán de verlo y sentirlo de cerca. El Papa se disculpó creo que al día siguiente. Pero como es de costumbre en las redes sociales ya se hicieron ver diversas reacciones al respecto, desde “Que mal ejemplo del Papa, qué no se supone que es santo”, hasta “Que afortunada la mujer porque tendrá una historia que contar a sus nietos respecto a que el Papa le dio dos manotazos”. La verdad es que yo no puedo simplemente catalogar el acto como bueno o malo, es verdad también que el Papa es una figura importante, tiene un papel fundamental en la vida católica del mundo, y sí, es el máximo representante de Dios en la tierra para los católicos, y sí otra vez, hablar de cosas religiosas desata demonios de todos.

Viéndolo burdamente, yo vi un hombre mayor que se trató de defender de una mujer que lo estaba jaloneando, como comenté el Papa se disculpó, aceptó que no fue la mejor reacción posible, y en eso estoy de acuerdo, pero es humano, y tiene lógica que se equivoque, me agradó que se disculpara, pero me agradó más su reacción tan humana al defenderse de un jalón.  Muchos de los comentarios que leí en Twitter fue ¿No se supone que es Santo?, pues… no sé que responder a eso, yo creo que no, los católicos estamos llamados a buscar la santidad, y de lo que no tengo duda es que el Papa Francisco está en esa búsqueda, pero de ahí a que no pueda tener un error, yo creo que hay una gran distancia. Además creo que no estamos entendiendo lo que es ser Santo, pero eso da para un escrito por si mismo. Y claro, muchos pensarán que seguramente el hecho de que yo sea católica hace que “justifique” el comportamiento del Papa, así como yo puedo pensar que aquellos que lo crucifican son los ateos o aún peor, aquellos que -no sé porque- odian a la iglesia católica. El punto es que no todo es blanco o negro y ejemplos de casos de éstos, hay muchos, solo que hoy se me vino esta reflexión con este suceso.

Bueno, yo creo que debemos aprender a ver los matices de los grises en la vida, y créanme que no soy una experta en eso, pero creo que es lo mejor que como humanos podemos aprender a distinguir. 

Conocí Chile

Este año he conocido otro país de América del Sur, Chile. Hace algunos meses me invitaron a dar una charla en la Universidad de Concepción, pero hace unas tres semanas hoy, que empezaron las protestas contra el gobierno por los problemas que enfrenta la sociedad chilena. Concepción es una ciudad a unos 600 kms al sur de Santiago. Es bonita, puedo apreciar su belleza a pesar del desastre. Mi hotel está justo enfrente de la plaza independencia que es la plaza principal del centro de la ciudad. Desde que llegué hay manifestaciones, ayer me tocó ver una, pero la de hoy estuvo peor. Ayer no me dejaron venir los colegas de la universidad caminando, a pesar de que es relativamente cerca donde estoy hospedada, hoy decidí regresarme caminando para conocer un poco más la ciudad, que es en general como a mi me gusta conocer las ciudades que voy visitando. Estaba yo muy contenta, porque compré un super helado, que estaba buenísimo y unos hojaldres, pero conforme me acercaba al centro, ósea al hotel, la cosa iba cambiando. Las personas al verme que preguntaba me orientaron por dónde llegar al hotel, me dijeron que tendría que rodear y básicamente me prohibieron pasar por una zona. Un par de chicas de hecho me alcanzaron y me dijeron que por ahí mejor no, me salvaron de Dios sabe qué. Llegué al hotel sana y salva, pero por la ventana me tocó ver los enfrentamientos, la verdad es que puedo llegar a comprender el hartazgo de la sociedad, pero no dejo de pensar que los policías, Carabineros de Chile, también son pueblo, también estarán padeciendo las desigualdades sociales, las crisis, etc. Me da tristeza pensar que en realidad este tipo de acciones son necesarias para poner un alto a tanta estupidez ocasionada por el gobierno, ojalá que todo esto tenga un efecto positivo.

La vista desde la ventana de mi hotel, hoy.

Espero conocerte mejor y bajo otras circunstancias, Chile.

Lo olvidaba

Hay meses en el trabajo que me toca viajar mucho, viajar es pesado, sobretodo cuando vas a trabajar. Las personas normalmente me dicen que es maravilloso que mi trabajo me permita viajar, y la verdad sí, pero tampoco es tan maravilloso como ellos creen. Cuando vas a trabajar, pues… ¡vas a trabajar!, claro, la diferencia es que en vez de regresar a casa estas en un país o ciudad diferente que te encantaría recorrer, lo malo también es que a veces terminas tan cansado del día laboral que no te quedan fuerzas para salir a recorrer y conocer este nuevo lugar, entonces es bueno pero tampoco es lo mejor. Lo mejor es conocer un lugar en tus vacaciones, pero bueno.

Hoy estoy en el aeropuerto de Quito (Ecuador), esperando mi vuelo de regreso a México, específicamente Aguascalientes mi destino final. El martes que apenas llegaba al aeropuerto de Aguascalientes para venir a Quito, pensé “Sí que extrañaba andar en aeropuertos” y eso me hizo pensar, ¿Pues cuándo fue la última vez que viajaste? y pues no hace mucho pero hubo un momento en que me la vivía en los aeropuertos y me harté. Bueno, a lo que iba, este viaje lo disfruté mucho, Quito es una ciudad enorme, es bonita, tiene peculiaridades muy interesantes como estar a la mitad del mundo, poca cosa nada más.

Una de las cosas que más me impresionó fue que la ciudad está ubicada entre montañas, pero literalmente, se puede apreciar a simple vista cómo se fue expandiendo la mancha urbana, la verdad visualmente me impresiona bastante. Los volcanes es otra cosa impresionante, en Ecuador hay 98 volcanes, en Quito hay como 8 según el taxista que me trajo al aeropuerto. La moneda de acá es el Dólar (sí el gringo), me comentaba el taxista (siempre la fuente de información principal de cualquier turista) que cuando cambiaron la moneda mucha gente murió, sí, ¡murió!, y yo le preguntaba que ¿Por qué?, y me dice que el cambio de moneda, principalmente a los jubilados, les afectó muchísimo, ya que sus sueldos estaban en Sucre (moneda anterior) y que al pasar al Dólar, sus sueldos se volvieron una miseria, y muchos de la tristeza murieron (yo pensé en que quizá hubo suicidios, pero bueno es muy triste la historia). Pero al final, mi informante me comenta que tomó alrededor de 6 años que la economía se recuperara después del cambio de moneda. Para que se den una idea, una comida acá en el mercado puede costar 2.5 dólares, una comida más fifí nos costará unos 8-10 dólares, a mi no me parece particularmente caro 10 dólares, pero dado que el sueldo del taxista del aeropuerto que supongo es un sueldo no muy bajo, es de 25 dólares el día, por lo que una comida de 10 dólares sí sería bastante caro. Pero por otro lado, el taxi al aeropuerto me cobra 25 dólares, sí está un poco retirado, pero aun así ya no me cuadran las cuentas, no sé si el taxista me mentiría, no sé.

En resumen, extrañaba viajar y Quito es muy interesante, ojalá vuelva a venir alguna otra vez porque me faltaron cosas por ver, ya saben el trabajo estuvo pesado.

¡Visiten Quito!

Violencia

Hoy es el día internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. 

Que exista tanta violencia, física, emocional, sexual, etc. (y ya no sé cuántos tipos de violencia puedan existir), hacia las mujeres es duro, sobretodo siendo una mujer, claro será duro, por empatía, para algunos hombres, pero como mujer comprendemos más de cerca lo que es la violencia hacia nosotras. A lo largo de la vida, afortunadamente no he experimentado violencia física, pero una se pone a pensar que la violencia emocional está a la orden del día. Desde que minimicen tu trabajo solo por el hecho de ser mujer ahí empieza mal la cosa, hasta que te llamen incompetente o estúpida, bueno y el ejemplo puede ir subiendo de tono. Ojalá pudiera decir que tengo al menos una idea de cuál podría ser la solución general para eliminar la violencia contra la mujer, la verdad es que no lo sé, solo sé que hay que seguir en la lucha, posicionándonos en cualquier lugar donde estemos, ya sea en casa, con la familia, hermanos, en el trabajo, con los hijos, esposos, parejas, vida social, etc., hay que siempre dejar claro que valemos por igual hombres y mujeres, y no solo decirlo, sino demostrarlo, con respeto hacia todos y todas.

Lo que sí no se vale es andarse promulgando en contra de la violencia como estandarte personal y luego ser el primero(a) que ejerce violencia emocional (que es la más sutil), por muy insignificante que pueda parecer. Ejemplos de esto se me vienen muchos a la cabeza, uno de llos podría ser el siguiente: la semana leí una nota de como una mujer defensora de la equidad de género, decidió no contratar a una mujer porque resultó estar embarazada!, ¡Vamos a ver!, osea, que puedo entender que pueda dificultar ciertas cosas y dependiendo el tipo de trabajo, pero, pero… habrá muchísimas más soluciones primero que probar, ¿no?. 

No lo sé, es un tema muy difícil, muy triste, muy sin sentido, pero real. Respetemos a mujeres y hombres por igual, y sí, eliminemos (con lo que podamos hacer) la violencia hacia la mujer, porque desgraciadamente es la que a lo largo de la historia más violencia ha sufrido. Hablemos siempre con respeto, con valor, hagamos ejemplo de ello, mostrémonos orgullosas de ser lo que somos, y nunca pensemos que valemos menos que nadie, porque somos simplemente maravillosas.

Hablemos y hagamos lo que nos toca para defender siempre la dignidad humana.

México, pobre y desigual pero ¡feliz!

Una de las noticias con las que me topé hoy fue que un estudio  de la OCDE llamado “How’s life 2013” revela que México tiene el segundo lugar de la lista de los países más desiguales y también aparece como el segundo país con menor ingreso per cápita de los hogares, pero curiosamente somos un país feliz, reportando una calificación promedio de 7.3 en satisfacción con la vida (en una escala de 0 a 10 puntos), por encima del 6.6 registrado en el promedio de todos los países de la OCDE.

¿Qué indica esto?, pues tiene muchas posibles explicaciones, razonamientos, deducciones, etc. Yo me inclino a pensar que los mexicanos sabemos adaptarnos a la actualidad y tratamos de ser felices con lo que tenemos; o también puede ser que siempre buscamos el lado positivo de las cosas, muestra de ello son las incansables bromas y chistes que hacemos de cualquier evento, incluso de cualquier desgracia.

También puede ser que al “no tener mucho”, sabemos apreciar las cosas pequeñas las cuales nos hacen verdaderamente felices… bueno las razones pueden ser muchas, pero ¿Qué de cierto tendrá este estudio?

Ahora, mexicano, te exhorto a decirme la verdad, ¿Eres feliz?

Saludos.

La crisis

Yo no entiendo mucho o más bien entiendo poco de finanzas (bueno poco poco lo que se dice poco), pero esto de la crisis económica me parece de locos!. Digo yo, bueno si todos los países se deben dinero entre sí y casi nadie tiene para pagar, pues a perdonarse la deuda todos no?. Que si a EU la va mal consecuentemente le va mal a la unión Europea, y le va mal a todo el mundo, pues veamos porque no hacemos un volver a empezar y todos contentos?

Mi razonamiento deja mucho que desear, al menos estoy segura que eso pensarán los que sí saben de esto de la economía. Dicen que Estados Unidos es el país más poderoso del mundo, que si su economía está mal, estará mal la economía mundial. Bueno, pero ahora EU está pasándolo mal, tiene muchas deudas y ahora ha decidido endeudarse más y tomar medidas drásticas al respecto.  Por ahí escuché que EU es un parásito de la economía mundial y que viven muy por encima de sus posibilidades.

España, la está pasando mal también (y muchos otros países). Hace un par de días estaba viendo las noticias y realmente me deprimí, me sentí mal por todas aquellas personas que perderán su trabajo, con aquellas personas que malviven con un sueldo deplorable. Pero bueno, ahora en este instante la gran mayoría de España está de vacaciones, pues sí! De vacaciones!!!, el país se está cayendo a pedazos (según la prensa) y todos andan gastando su dinerito en la playa, en los bares, vamos.. en pasarla bien!.

Yo soy de México, un país donde tomarse una semana de vacaciones al año es, digamos, lo normal. Aquí en España, la mayoría de la gente se toma un mes, todo agosto! Pero en serio, todo agosto!. Aquí sí que se toman eso de las vacaciones y descansar bastante en serio. Está bien o mal?, no lo sé. En las noticias dijeron que cuando la gente regrese de sus vacaciones muchos se encontrarán con que ya no tienen trabajo, vaya! eso me parece tristísimo.

Repito, yo no sé nada de nada de economía y esas cosas. Pero hablando de crisis, se ha especulado tanto en los medios españoles, que si España necesitará un rescate al igual que Grecia y Portugal, que si realmente estamos en una situación insostenible, que si Zapatero adelantó las elecciones porque no puede más con todo lo que se le viene encima. Yo no sé, sólo les puedo contar lo que veo al día a día en la calle: personas tomándose un mes de vacaciones, los bares muy cerca de estar llenos, las tiendas NUNCA solas, y es ahí donde me pregunto yo, qué no estamos en crisis?

Debo de confesar que en lo que sí he notado esto de la crisis, es en todas las obras paradas del gobierno (estaciones del tren principalmente) y todo ha subido de precio (pero eso es normal en todos lados).

Cuando me entra más curiosidad en esto de la economía me pongo a leer en internet a ver si alguien me puede explicar de forma sencilla qué es lo que está pasando, y no termino de entender lo que es esto. Sólo espero que se solucione pronto, y no sólo para España, sino para todo el mundo.

Una semana en París.

Pensábamos que con una semana sería más que suficiente para conocer París, y en realidad así fue, sólo que esos días incluyeron un primero de enero y todo estaba cerrado!.

Iniciando con el día uno, el cual estaba destinado a pasear por las calles de París, no aguantamos las ganas de ir en busca de la famosa Torre Eiffel, caminamos y caminamos hasta que dimos con ella, (gracias al GPS y tablet de mi señor esposo).Ahí estaba, la torre Eiffel es sencillamente impresionante, al menos así me lo pareció a mí. Tantas veces vista en postales, en películas, en todos lados!, tan soñado que es conocerla que cuando la tuve enfrente de mí simplemente no lo creía, se veía ahí tan hermosa tan mágica, no sé, es como irreal hasta cierto punto. Después de verla un par de veces más ya me la creí más.

Al siguiente día hicimos fila para subir hasta el último piso de la Torre, era curioso escuchar idiomas de todo el mundo esperando lo mismo, ver París desde arriba. Nos tocó un poco de mal tiempo, siempre nublado con ligeras lluvias, así que desde arriba no se miraba nada, sólo neblina y más neblina. Desde el primer piso si pudimos ver parte de la ciudad. La sensación de ir subiendo por el ascensor es increíble, quizá sólo para aquellas personas que le temen poco o mucho a las alturas.

Como todo, siempre hay algo malo o decepcionante, para mí que la torre Eiffel no sea tan grande como la imaginaba, yo creía que desde cualquier punto de París podía verla, pero no es así, sólo ciertas áreas cercanas a ella gozan de eso.

Otra de los lugares que vimos en París fueron los campos Elíseos, un lugar mágico también, de noche todo iluminado (no sé si sea sólo por la temporada en la que fuimos), termina donde está el Arco del Triunfo, que también es muy bonito y te puedes subir para observar la avenida y la ciudad.

Hablando de museos, fuimos a dos: el famosísimo Louvre y el segundo famoso Orsay. Para entrar al Louvre es toda una odisea, sin duda alguna las filas más largas que he visto y creo que veré en mi vida!, según cuentan hay personas que no pueden entrar ya que el museo cierra normalmente a las 5-6 de la tarde y no es algo conveniente entrar después de las 2 y media de la tarde (al menos así lo creo). Para mi sorpresa en el Louvre se dejan tomar fotos, se prohíbe con flash pero a la mayoría de la gente no le importa. En el museo puedes incluso hasta tocar los cuadros y esculturas (no debes pero podrías), no hay mucha seguridad al respecto, eso sí es el museo más enorme que he visto, nos llevo 5 horas recorrerlo y dudo mucho que hayamos terminado. La estrella de este museo como muchos sospecharán es la Mona Lisa o Gioconda, incluso al entrar al museo hay letreros que te indican donde encontrar el cuadro, es el único cuadro que tiene tremenda seguridad, toda la gente acumulada ahí, sólo por ese cuadro. Honestamente no se puede ni apreciar bien porque no puedes estar realmente cerca de él, en mi opinión hay mejores cuadros en el museo.

En cambio, en el museo de Orsay no dejan tomar fotos bajo ningún concepto, ahí están las obras de Van Gogh, Rembrandt, Édouard Manet, entre otros. Son pinturas más nuevas a comparación que las que se encuentran en el Louvre, es un museo muchísimo más pequeño pero igual de bonito, sin mencionar que la fila para entrar no era ni el 5% (o quizá menos) que la fila para entrar al Louvre.

Sin duda las cosas turísticas en París son hermosas, pero también hay cosas que a mí no me gustaron, como el metro, que verdaderamente es feo y viejo, es una pena porque hay tantos turistas que lo usan y se llevan esa mala impresión, al menos puedo decir que el de Madrid es muchísimo mejor y más barato. París es caro, más caro que Madrid que de por sí (en comparación con México) es muy caro. París no es una ciudad perfecta, hay cosas incómodas como en cualquier ciudad, como lo son los vagabundos pidiendo dinero, basura en las calles, cosas así. La gente en París es agradable, pero eso sí, de inglés nada o muy poco, nosotros estábamos empeñados en hablarle a todo mundo en inglés (ya que de Francés nada!) y olvidábamos que Francia está pegado a España y había más gente hablando algo de español de lo que imaginábamos.

Por ahí (internet) leí que París era una de las 10 ciudades en el mundo que sin duda se tiene que conocer y pues bueno ahora sólo nos quedan 9!