La música

Ahora toca compartir otra, creo nueva, área de mi vida, la música.  Primero hay aclarar que no soy una conocedora ni mucho menos. Desde que tengo recuerdo alguno, he tenido mis gustos musicales más o menos bien definidos, claro con sus tropiezos, pequeños quizá, pero tropiezos al fin, también por ahí algunos gustos culposos que siempre hay.

y ¿Por qué hablarles hoy de la música?, pues porque hace más de unos 4 meses aproximadamente, me decidí a tomar clases de bateria. Todo inició porque algunos compañeros de trabajo querían formar una banda, algunos de ellos ya bastante entendidos en el área músical y otros no teníamos ni idea, yo solo había tocado la flauta y creo que eso no cuenta, para mi desgracia. Con la verdadera intención de convivir más con mis amigos me incluí (sí me) a la banda e incluso inicié como vocalista, de hecho hasta hice una audición como vocalista, y el líder de la banda dijo estas sabias palabras: profesora, mejor la batería. Pensé, pues sí mejor.

Aun así en mis primeros ensayos con la banda, (éramos practicamente 3-4 personas, dos de ellas constantes, las otras, no), empecé cantando, pero definitivamente lo mío no era eso. Después de un mes de clases de batería, me decidí a comprar una, sabía que tenía que ser eléctrica por aquello del ruido, porque también sabía que si ensayaba sería por las noches, y los vecinos qué culpa tienen?.

Después de algunos meses de clases de bateria, me siento contenta, creo que no lo hago tan mal, y hasta ya tenemos algunas canciones con la banda más o menos bien montadas. He descubierto que la música es importante para mí, tampoco soy una artísta ni mucho menos, pero es algo que me relaja de una forma muy agradable. La batería es un instrumento que siempre me llamó la atención y no me ha decepcionado para nada, espero no decepcionarla yo a ella.

Algunos pedirán vídeo, pero no tengo, es más aun no hemos hecho ninguna presentación, solo hemos ensayado, por lo que nuestro público no nos ha escuchado. Pero creo que ya tenemos fecha para nuestro debut, pero aun no es un hecho por lo que falta ver si nos animamos.

Luego les contaré más de la banda, que tienen sus puntadas bastante interesantes.

¡Bendiciones!

Hoy.

Pues eso, hoy cumplo 32 años, que parecen un montón pero no lo son, creo. Cuando uno tiene menos de veinte años cree que tener más de treinta es ya estar viejo, seguramente yo lo creía firmemente, claro ahora por supuesto que no lo veo así (no sé por qué verdad!).

¿En qué punto en mi vida estoy?, esa pregunta estoy intentando resolver últimamente. Si me hubieran preguntado hace 10 años qué estaría haciendo a mis treinta y dos años seguramente hubiera dicho lo que estoy haciendo exactamente ahora, digamos que no me puedo quejar, hago lo que me gusta y me siento contenta con mi vida ahora mismo. Lo curioso es que si me hubieran preguntado hace cinco años hubiera dado una respuesta muy diferente, y esa sí que no la cumplo, al menos no del todo. La vida es así, da giros inesperados, al parecer eso le divierta a la vida, movernos todo para que volvamos a encontrar un equilibro o muramos en el intento, lo que suceda primero. Y ahí creo que me encuentro, espero no  morir en el intento. Estoy intentando encontrar el equilibro entre mi respuesta de hace 10 años y mi respuesta de hace 5.

Me alegra mucho cumplir años, porque quiero envejecer, quiero vivir una vida larga, donde espero esforzarme por encontrar el equilibro cada que la vida se divierta conmigo, quiero llegar a ser una bisabuela, una persona de 100 años si es posible, espero Dios me lo conceda y sino no pasa nada. A pesar de que me encanta cumplir años, no soy mucho de hacer fiestas y eso, tengo un problema siendo el centro de atención, habemos personas que no nos gusta mucho eso y el cumpleaños es el momento ideal y sin excusas para ser el centro de atención, así que muchas veces prefiero que pase inadvertido.

Bueno, no sé si esto tenía en mente escribir al inicio, pero eso salió.

Feliz cumpleaños a mi.

10 años se dice rápido

Sí, lo sé, lo sé. Esto ha estado muy abandonado, muy mucho (como dicen en Aguascalientes). No sé si disculparme ante alguien o simplemente ante mí, porque no creo que mi club de fans imaginario la esté pasando mal. Pero bueno, hoy me di cuenta que mi blog cumple ¡10 años!, ¡No lo puedo creeer!, es mucho tiempo, muchísimo.

Por ello, me he dado a la tarea de leer algunos posts viejos y realmente me conmueve lo que he escrito a lo largo de tantos años, es increíble como se nota el pasar de los años en la forma en que escribo, la forma en que expreso mi sentir, las cosas que pasan en mi vida, aunque nunca he sido (y espero no serlo) de esas personas que narran su vida personal a detalle en un blog o en una red social. He escrito de muchas cosas, de mis dificultades en la universidad, mis aventuras en la maestría y doctorado y mis avances en el running, mis opiniones sobre ciertos temas (¡incluso políticos!), noticias, etc. Una de mis pasiones, desde que recuerdo, ha sido escribir, y me he dado cuenta que el último año he abandonado mis pasiones por completo, leer, escribir y correr, principalmente. Hay ocasiones en la vida que uno tiene que hacer un alto por completo, muchas veces uno no lo desea así pero las circunstancias lo “obligan”, y eso me pasó a mi. Es increíble como empiezas a odiar un poco todas aquellas cosas a las que amabas, a las que no imaginabas dejar de hacer, pero repito, a veces es necesario hacer un alto total para re-definirse. Y sí, ahora estoy re-definida, pero como no podía ser de otra manera, mis pasiones regresaron al lugar donde siempre han estado, porque son parte de mi esencia, de mi ser, y nada ni nadie podrá quitármelas nunca, ni yo misma.

Espero con todo mi corazón retomar este espacio, aunque sé que ahora llevo una vida muy atareada, me esforzaré por darle el lugar que merece a este espacio que ha estado conmigo en nada menos que ¡10 años!. Y sí, esta promesa la he hecho antes, y sí, siempre la he olvidado, pero confiaré en mí, hay muchas cosas de que escribir, siempre que me sucede algo curioso o veo algo interesante en la calle, o lo leo, etc., escribo un post en mi mente, pero ahora tendrá que dejar de ser solo en mi mente y materializarse en palabras escritas.

Y a ti, sí a ti, que me lees hace 10 años, y también a los que me leen hace quince minutos (o menos), muchas gracias, de verdad, ¡GRACIAS!

captura-de-pantalla-2016-11-16-a-las-21-39-08

Feliz cumpleaños querido blog.

Learn to fly

Esta canción de Foo Fighters es la que me inspiró a escribir en mi blog después de muchísimos meses abandonado. He recordado que este blog tiene muchos años en mi vida, sino mal recuerdo desde el 2005, ¡Más de 10 años!, que se dice pronto pero es mucho, mucho tiempo.

Hoy quiero dar gracias a mi blog, sé que no es un ser vivo ni mucho menos entenderá mi agradecimiento, pero agradezco mucho este espacio, tan abandonado en los últimos años, que me ha brindado un momento de desahogo importante en muchos momentos de mi vida, sobretodo cuando era estudiante de licenciatura. Es verdad que no suelo publicar cosas muy personales, muchas de las cosas privadas me gusta mantenerlas así, privadas.

Volteando atrás en esos más de 10 años que ha estado este blog conmigo, me doy cuenta de lo mucho que he avanzado, como profesionista, pero sobretodo como ser humano. He visto la evolución de mi escritura por ejemplo, ¡como escribía hace diez años!, a veces me da pena un poco, pero es parte de la evolución. Espero regresar a este espacio, no es que tenga mucho tiempo libre pero debo recordar que escribir siempre ha sido importante para mí, y es fundamental regresar a nuestras bases y creo, sin duda, que una de mis bases es el amor a la escritura.

Muchas veces en la vida buscamos ayuda del cielo y señales que nos indiquen por donde hay que caminar, y justo eso me recuerda esta canción, espero les guste tanto como a mí.

Dinero

Sé que tengo muy abandonado este espacio tan querido, no es por falta de ideas o temas de los que escribir, más bien es por falta de decisión (y un poco de tiempo) para ponerme a escribir esas ideas. Estas ideas siempre vienen con cosas tan sencillas como el escuchar una canción, observar a las personas en las calles, recordar viejas experiencias o realizar nuevas vivencias. Hoy escribo por la primera, escuchar una canción. Justamente hace un momento queriendo escuchar música nueva en mi Spotify, me dirigí a las listas “virales” y me encontré con una canción titulada de la misma manera que este post, dinero.

El autor Daniel Drexler, y con todo mi respeto, me pareció una canción mala y con un pésimo mensaje, esta es la letra de la canción:

Si genero dinero no vivo mientras genero dinero cuando empiezo a sentir que estoy vivo se empieza a acabar el dinero
no hay nada peor que sentir el tiempo como agua entre las manos no hay
nada mejor que sentirnos humanos No temo al dolor ya aprendí a no
intentar anestersiarlo en la oscuridad
el rayo de luz es más claro
Si genero dinero no vivo mientras genero dinero cuando empiezo a sentir que estoy vivo se empieza a acabar el dinero
si genero dinero me siento contento con tanto dinero
sólo queda la angustia del tiempo perdido juntando dinero
no hay nada peor que tener que madrugar un lunes de mañana no hay nada mejor que quedarse en la cama
no temo a la muerte sólo temo llevar una vida sin luz
en la mediocridad no hay ninguna quietud

Para mi gusto esta canción manda un mensaje bastante malo a los jóvenes, que en primer lugar pareciera que la única ambición en la vida debe ser generar el dinero, y cuando éste se genera no se esta viviendo, sino que se deja pasar la vida. Esto no tiene que ser así, sí te preparas para que tu profesión o trabajo sea lo que realmente quieres hacer de tu vida, estarás ganando dinero y VIVIENDO, porque cuando tu trabajo es parte de tu vida y de lo que te gusta hacer la vida es mejor, sin duda. Y por desgracia esta un una de muchísimas canciones con malos mensajes, que tristeza.

La siguiente canción, en esta lista que estoy escuchando, se titula “Guacamole” y no se queda nada atrás respecto a “Dinero”, mejor dejo de experimentar y me pongo a escuchar lo de siempre…..

Buen día.

El correr según Jesús Adrián Romero

El sonido de mis pies sobre la tierra se ha convertido en una nueva forma de expresión.
En ocasiones, cada paso viene a representar palabras de una oración, letras de una canción, gemidos de un clamor.
El correr me permite alejarme de todo y experimentar la soledad que a veces es tan necesaria, allí puedo encontrarme conmigo mismo y con Dios.
Más que un ejercicio el correr se ha convertido en un lenguaje, una manera nueva de comunicarme con Dios y un canal para que Él se comunique conmigo.

Ya han sido cientos de horas y miles de kilómetros practicando esta nueva forma de comunicación. A veces en el desierto, a veces en la ciudad, a veces en lugares de mucha necesidad. La soledad de esas largas carreras me permite escuchar con más claridad la voz de Dios.

Han sido muchas las ocasiones en las que he sentido su amor y he escuchado su voz a través de la creación diciéndome que todo lo creó para llamar mi atención, para conquistarme, para alegrar mi corazón.
Con el paso de los años me he dado cuenta que estos tiempos de correr han hecho que para mí, Dios se vuelva más real, más cercano, más natural.

Deja de ser sólo un concepto y se convierte en mi amigo, en mi compañero he aprendido a verlo no sólo en la naturaleza, sino también en la gente que se cruza en mi camino, lo he visto en el rostro de un vendedor en el mercado, pero sobre todo lo he visto en gente necesitada. El día de ayer lo vi en un niño de la calle, fue tan real! fue más claro que la luna….

La crueldad del Internet

Hay que ser honestos, todos alguna vez en la vida hemos hecho bromas pesadas, dicho comentarios estúpidos, comentarios que quizá a veces por nuestro humor, o porque estamos enojados, ofendemos a terceros. Cuando eres popular o una persona “pública” este tipo de comentarios se magnifican enormemente, haciendo incluso que tengas que renunciar a tu puesto de trabajo o te ves obligado a dar disculpas públicas. Sin embargo, la gente mortal no perdona tan fácilmente, porque somos tan perfectos que no podemos perdonar este tipo de “deslices” a las figuras públicas (sarcasmo).

El caso que me ha hecho escribir este post, es lo que recientemente declaró el Checo Pérez, piloto mexicano de formula 1, sobre el regreso de una mujer (después de 22 años) a la parrilla, en la noticia escrita dice lo siguiente: “No esperemos grandes cosas de ella… imagínate donde te gane una mujer ahí sí ya es el colmo, mejor que se vaya a la cocina”, y sí dijo todo eso, pero no en ese orden, él dijo que era muy difícil juzgar a un piloto por sólo una práctica (por eso el no esperemos grandes cosas de ella). Luego cuando le preguntaron de que si le gustaría tener una compañera mujer, fue ahí donde su desafortunada broma lo ha hecho ser blanco de duras críticas y comentarios. Él dijo “No, no, imagínate donde te gane una mujer, ahí si ya es el colmo, mejor que se vaya a la cocina”. Y esto es lo que tanta controversia ha causado, y esto sólo es uno de los ejemplos que se ven muy a seguido, cuando personas célebres y algunas no tanto, hacen comentarios que pueden ser tomados muy negativamente, los famosos dicen de todo, desde comentarios irrisorios (que no deberían tomarse tan en serio) y otros ya más fuertes, pero lo que me llama mucho la atención es la rigidez de los lectores/usuarios de Internet, ya que literalmente no se tientan el corazón para emitir un duro juicio contra las palabras de las figuras públicas. Yo sólo recuerdo que “con la vara que midas serás medido” y trato de comprender un poco más los errores de otras personas, hay cosas que las dices o haces sin pensar (cosa que está muy mal), pero que eso lo hacemos todos, sólo que no está una lente o micrófono a nuestro lado.
Aun así, creo que a las figuras públicas les falta asimilar más el hecho de que todo lo que digan podrá ser usado en su contra, y parece que de verdad no terminan por entenderlo porque hay cada cosa que dicen que hasta creo que lo hacen a propósito, yo digo “si la niña es risueña, ¿para qué le hacen cosquillas?”. Si ya saben cómo es el mundillo de internet, medios de comunicación, etc. por qué no tener cuidado.

En fin, cada loco con su tema.
Buen fin de semana.